Rozas

Rozas fue uno de los pueblos más im- portantes de Soba en la Edad Media, for- mando junto con los barrios de Manzaneda, Bolaiz, San Vicente e Incedo el concejo de Rozas hasta época moderna. Existieron en aquel momento tres ermitas, un molino hari- nero y una ferrería. De Rozas era originaria la familia de los Ezquerra, uno de los linajes más importantes de Soba, enfrentado tradi- cionalmente con los Zorrilla así como uno de los más antiguos de Cantabria.  

Su origen se pierde en el tiempo, al parecer en Vizcaya, según dice Lope García de Salazar en su libro ( Bienandanzas e fortunas ): 

"Salió de Ayala, de una aldea que llaman Rozas. Ezquerra pobló en el lugar que se llama Rozas, porque le pobló llamó de su nombre, e así mesmo tomaron nombre Ezquerra por quel era esquerdo ( zurdo )."


Aquí estaba la casa torre del siglo XVI solar de la familia Ezquerra, actualmente sólo se puede apreciar una casa muy reformada en cuya portalada figura el escudo familiar: animal cebado pasante a un árbol, cuatro flores de lis y tres guadañas. Otras casas familiares se encuentran diseminadas por el pueblo.

En la localidad de Rozas se encuentra la interesante iglesia de San Miguel, contruida a principios del siglo XVI en estilo gótico rural. En 1869, un fuerte huracán tiró la espadaña y una parte de la iglesia. Al exterior no llama demasiado la atención, pero dentro alberga un importante retablo. Se trata de una magnífica obra de 1527, de las mejores de Cantabria, plateresco en su arquitectura y con doce tablas hispano-flamencas distribuidas en dos pisos. Consta de un banco, dos cuerpos y siete calles, la central y el banco con tallas de bulto policromadas, como la Virgen y el Niño, San Miguel Apóstoles y Santos. Las otras calles son de pintura, con escenas de la vida de la Virgen, San Miguel y la misa de San Gregorio y San Jerónimo. El autor de esta obra nos es desconocido y se le llama el "maestro de Rozas".

Iglesia de San Miguel

También de interés dentro de la iglesia es el sepulcro yacente de Pedro Ezquerra, del año 1498, portando una espada y un halcón. En el pasado también estaba al lado la estatua yacente de su mujer Elvira Fernández. A este linaje de Rozas pertenece el escudo que hay sobre la portada de la iglesia. En 1869 un huracán derribó la espadaña y parte de la iglesia por lo que gran parte del edificio tuvo que ser reconstruído.

Retablo de Rozas Sepulcro de Pedro de Ezquerra

Se conservan tres ermitas, la de San Vicente, reconstruida en el año 1666 y que actualmente vuelve a hallarse en ruinas; la de la Soledad, adosada a una casa escuda de la famila Zorrilla; y la de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XVIII, en el barrio de Manzanedo ( en la parte alta de Rozas ), desde donde podemos dar un hermoso paseo hacia el Pico de San Vicente.